Un buen líder lleva a las personas a donde quieren ir. Un gran líder las lleva a donde no necesariamente quieren ir, pero deben de estar.

El liderazgo suele asociarse apersonas que influencian a sus seguidores a hacer las cosas mejor, proponiendo una nueva visión, nuevos objetivos, nuevos retos, nuevas maneras de ver la realidad que los rodea, etc. Ser líder conlleva responsabilidad, tolerancia, constancia, empatía y preparación, entre otras muchas cosas. Ser un buen líder es difícil y puedes fallar, así que presta atención a estos diez errores que tienes que evitar para no equivocarte y fallar:

  1. Falta de capacidad para organizar detalles: Lo importante para un buen líder es dominar todo tipo de detalles y saber organizarse porque llega un momento en el que las tareas se acumulan y surgen imprevistos que pueden verse afectados por una falta de eficiencia.
  2. Falta de humildad: El hecho de comprender las cosas y a las personas es algo muy sencillo de lo que un buen líder tiene que dar ejemplo a seguir, pues es ejemplo para otras personas. No eres más que el resto.
  3. Esperar una recompensa: Una persona no es una líder por lo que sabe, sino por lo que hace con aquello que sabe. En el mundo hay muchas personas inteligentes, pero un líder es el que sabe utilizar todo sus conocimientos para hacer algo con ellos sin esperar nada a cambio.
  4. Debilidad a la competencia: Aquel líder que piense que cualquiera de sus seguidores puede ocupar su cargo, atraerá que esa situación suceda. Tiene que saber hacer que el resto rinda más sin miedo a que se puedan convertir en un peligro para él.
  5. Falta de imaginación: Es un punto clave. La imaginación hace que un líder sea capaz de enfrentarse de forma eficaz a las emergencias que puedan darse y desarrollar nuevos planes en el momento.
  6. Ser egoísta: Las personas no van a considerar a una persona como buena líder si pretende obtener todos los honores del trabajo que han realizado para él sus seguidores.
  7. Desconsideración: A nadie le gusta un líder ansioso, que pierde las formas y tiene un mal temperamento que hace que se forme un mal ambiente entre el resto de personas. Para ser un buen líder, esto se debe controlar a la perfección.
  8. Excesiva autoridad de liderazgo: Un líder no puede abusar de su posición frente al resto, pues dejará de serlo y se convertirá en un dictador que crea miedo en el resto.
  9. Deslealtad: Un buen líder tiene que creer y respetar la confianza que depositan en él sus seguidores, si no dejarán de respetarle.
  10. Afán en el título: Ser un buen líder no requiere el hecho de tener un título que le haga ganarse el respeto de sus seguidores. La humildad es imprescindible.

Si quieres ser un líder y descubrir todo lo que no sabes sobre el liderazgo, GuíaBurros: Liderazgo de Javier Galué, es lo que buscas.