Un cliente al que le estoy asesorando en su estrategia de comunicación para su cadena de locales me comenta que quiere poner un bar temático en Madrid y que ha visto dos locales para alquilar, uno en la calle Fuencarral y otro en una perpendicular.

Un local está en una manzana donde hay 7 bares/restaurantes y en la perpendicular no hay ninguno. Él me ha comentado que está decidido a alquilar el local “donde no hay ningún bar/restaurante porque no tendré tanta competencia y el local es un poco más barato…” a lo cual yo le digo “¡un momento! analicemos bien este caso no vayas a arrepentirte luego…”

La localización de un negocio que da a la calle, que recibe clientes, debe ser muy estudiada porque puede ser una de las razones de su éxito o de su fracaso. Pagar un poco más de alquiler o incluso estar en una acera de una calle o en la otra puede representar facturar muchísimo más (o muchísimo menos).

Es fácil observar que en muchas ocasiones las tiendas o bares que ofrecen servicios o productos similares se colocan al lado o frente al otro, incluso se agrupan muchas en una misma calle o en la misma área dentro de un centro comercial lo que podría contradecir el argumento de que es mejor no tener a la competencia cerca.
Para considerar cuál es la mejor estrategia de localización hay varias teorías, incluso la teoría de juegos, donde se considera mejor compartir una locación perfecta que estar solo en una localización menos adecuada para ese negocio. Por eso vemos que donde hay un McDonalds suele haber cerca un Burger King.

Según varias teorías la mejor localización (en general) es el centro de una calle, equidistante de los extremos o cruces con otras calles. Hay varios modelos como el Hotelling (de Harold Hotelling) que sugiere esa posición central basándose en los recorridos que debe hacer cada cliente desde los extremos de la calle con locales compitiendo entre sí.

Lo primero que tenemos que preguntarnos es ¿por qué una calle tiene 7 bares y otra perpendicular ninguno? Podemos ser los primeros en probar o podemos haber llegado luego de que varios han cerrado en esa calle porque no funciona.

Una buena localización suele considerarse al sitio donde tengamos la posibilidad de que muchos clientes potenciales pasen frente a nuestros negocios. Siete bares juntos garantizan que en nuestra calle estarán muchas personas que buscan comida. Si nos ubicamos allí resolveremos el problema de tener acceso a muchos clientes potenciales, aunque quedan otros retos. Si nos ubicamos en las calles donde no hay bares posiblemente pasarán muchos menos clientes potenciales (con hambre) por nuestro frente, eso sí, seremos los únicos que estaremos allí para servirles.
Hay que decidir: ser los únicos y contar solo con los que pasan por delante de nosotros o estar en la calle con toda la competencia donde tendremos el mismo acceso que ellos a muchísimos más clientes potenciales, incluso los que están buscando directamente a nuestra competencia. En ese caso tendremos que competir mucho más además de evaluar si debemos diferenciarnos de la competencia, parecernos a ella o complementarla (o una mezcla de estos factores).

Ubicarse al lado de competidores puede ser muy positivo observando sus estrategias y aprendiendo de sus errores, pero hay que saber aprovecharlo y estar siempre muy atentos. Esa es una de las causas de ver en una misma calle un bar repleto de gente y el de al lado casi vacío, ofreciendo a veces productos y servicios similares. En estos casos entran también otros factores en juego como la atención, la calidad, la decoración, las estrategias de fidelización, la comunicación, marketing y redes sociales, iluminación del local, los olores, la climatización, la música, el ruido, el estado de conservación del local, las relaciones públicas, etc.

¿Qué elementos tenemos que considerar para localizar nuestro negocio si vamos a ofrecer atención al público?

– Características de los clientes que frecuentan/viven en la zona
– Precio del local
– La Competencia
– El tipo de negocios que ya hay
– Accesibilidad – comunicación
– Comodidad a los usuarios
– Características físicas del entorno (luz, vistas, etc.)
– Estado de la infraestructura
– Legislación y normativa
– Prestigio, estatus, fama, tradición y moda del lugar
– Historia
– Seguridad
– Ventajas y desventajas
– Lado de la acera disponible
– Si hay muchos locales disponibles, duda…
– Accesibilidad de/a Proveedores

La localización, algo MUY IMPORTANTE a considerar que puede ser determinante en el éxito de nuestro proyecto de emprendimiento.

Javier Galué