La comunicación no verbal es tan importante como la verbal para ejercer realmente el liderazgo.

Los jefes son responsables del buen ambiente en el trabajo, de la motivación del personal y de alcanzar los objetivos y resultados propuestos. Además, es importante que comuniquen emociones para ser mucho más convincentes, motivadores y mejores. Pero el liderazgo no es algo innato, es una capacidad que se puede ir ejercitando si sabemos cómo. Las principales actitudes que debe perseguir un buen líder para destacar son:

  • Definir el foco: Es fundamental saber el camino a seguir, saber la cuál es la meta, hacia dónde se va. Para esto hay que marca objetivos y tener claro qué es lo que esperamos y el sentido de lo que se hace. Hay que transmitir las expectativas sobre uno mismo y sobre todo el equipo para dar sentido al trabajo que se realiza.
  • Hacer sentir útil al resto: Un buen jefe es aquel que conoce las fortalezas de sus trabajadores y sabe lo que son capaces de conseguir en el momento y en un futuro. Por lo tanto, para liderar es necesario ser capaz de desarrollar el talento de sus empleados.
  • Dar importancia a los demás: Tienes que hacer que las personas que trabajar para ti se sientan importantes y reconocidas. Conversa con ellas, preocúpate y, sobre todo, escucha. Sentirse importante ocurre porque se pone en valor la diferencia y lo que cada persona aporta desde sus experiencias, maneras de ser y fortalezas.
  • Dar ejemplo: Influye en la vida de tus subordinados, disfruta, da un buen ejemplo. No te quejes por todo ni te creas más que nadie. Al revés, haz sentir bien a los demás y muestra coherencia entre lo que dices y lo que haces.

En definitiva, los buenos líderes no son perfectos ni hacen siempre lo correcto, pero sí que poseen algunas habilidades con las consiguen que las personas quieran seguirles. Con los años, el liderazgo ha cambiado y sigue cambiando. Las sociedades son dinámicas y las personas siguen a líderes con características diferentes. Los cambios sociales cada vez son más rápidos y más profundos, por lo que los jefes del futuro necesitarán nuevas características, capacidades y herramientas.

Fuente: www.elpais.com

Si quieres ser un líder y descubrir todo lo que no sabes sobre el liderazgo, GuíaBurros: Liderazgo de Javier Galué, es lo que buscas.